Saltar al contenido
Mediación Escolar

¿Quién dices que se va a pegar a la salida? Un proceso de mediación escolar espontáneo

Caso mediación espontánea pelea a la salida

Hoy quiero dejaros un nuevo caso real de mediación escolar realizado por uno de nuestros colaboradores expertos, el Orientador el IES “Ramiro II” de la Robla, José Aurelio López Gil, que será uno de los profesores de nuestro curso de mediación online que estamos preparando para después del verano.

Veamos este caso en el que, partiendo de las técnicas y las fases de la mediación escolar, se realiza una mediación de una manera más espontánea o informal gracias a la formación que tiene el profesor al que le informan del posible conflicto.

Situación de conflicto:

Es la penúltima hora de un miércoles en un instituto, el orientador está trabajando en su despacho. Llaman a la puerta y entra una alumna que le comenta que va a producirse una pelea a la salida del instituto. El orientador pregunta a la alumna que quienes son los alumnos que se van a pegar, a lo que esta le contesta que son dos alumnas de la clase de 2º de ESO del grupo de PMAR.

El orientador deja lo que estaba realizando y se dirige a hablar con las alumnas para intentar conseguir que no se peleen. Encuentra a estas chicas en la clase que les corresponde, pide permiso al profesor que está impartiendo la clase y con ellas se dirige a otra aula, que está vacía, para hablar con ellas sobre el problema que han tenido e intentar que no se produzca la pelea al salir del instituto e intentar ver cuales son las causas de este conflicto.

Caso mediación espontánea pelea a la salida

Proceso de resolución:

Fase 1: entrada

– Orientador: ¡Buenos Días! Ya sabéis quien soy, el orientador, porque me conocéis de hablar con vosotras en otras ocasiones. Me ha comentado una alumna, hace un momento, que os vais a pegar a la salida del instituto. Pegarse no es una forma demasiado adecuada de solucionar los problemas porque os puede traer consecuencias más graves para vosotras. En el instituto nosotros intentamos resolver los problemas dialogando y es lo que voy a intentar ahora hacer con vosotras. Os llamáis Carla y Cecilia.

– Carla y Cecilia: Sí, si.

– Orientador: Carla tú conoces la mediación escolar.

– Carla: ¡Sí!

– Orientador: y tú Celia ¿la conoces?

– Celia: Sí, he visto el cartel en la clase.

Una vez iniciado el primer contacto con las dos alumnas donde se les informa del conocimiento del conflicto que han tenido, y del que pueden tener, para comenzar el diálogo se realizan las presentaciones y se les pregunta algo relacionado con el sistema de mediación para acercarlas al objetivo y desescalar algo el conflicto y la tensión que pueda existir al estar juntas.

Fase 2: cuéntame

– ¿Quisiera saber porque os vais a pegar? Carla ¿me puedes contar lo que ha pasado para que quieras pegarte con Cecilia?

– Cecilia está hablando de mí. Dice que soy una “puta” porque voy con chicos y estoy hasta “los cojones” de que ande hablando mal de mí a mis espaldas. Si se atreve que me lo diga ahora a la cara. La “puta” es ella.

– Carla, no hace falta que amenaces ni que insultes a nadie. Estamos aquí para hablar sobre lo que ha sucedido. Os pido a las dos que por favor os respetéis. Cecilia, ¿qué es lo que ha pasado?

– Yo no estoy diciendo nada de Carla, se lo está inventando ella para pegarme porque va de chula.

– Celia, estas diciendo que tú no has dicho que Carla es una “puta” porque anda con chicos.

– Sí, yo no sé de donde habrá sacado lo que está diciendo, pero yo no he dicho que ella era una “puta”

– No seas mentirosa ¡cabrona!, me ha dicho una chica que tú andas diciendo por el instituto que soy la mayor “putona” que has conocido.

– Carla por favor, habíamos hablado de respetaros en todo momento, sin insultos ni descalificaciones, ¿te parece bien?

– Si, vale, es que estoy muy cabreada.

Vamos a aclarar lo que está pasando. Celia, ¿tú no has llamado puta a Carla?

– ¡No!

Hemos visto como en esta segunda fase una de las partes se muestra muy enfadada y no es capaz de alejarse del insulto a la otra parte. El empleo de las técnicas de asertividad para desescalar esa tensión, son fundamentales en el mediador, así como la reiteración de las normas básicas de la mediación, aunque no sea un proceso formal.

La complicación en este caso proviene del nivel en el que se encuentra el conflicto. Se acaba de producir y se dirige a un mayor nivel de con la pelea que se espera. Se ha juntado a las dos partes inmediatamente para evitar la pelea.

Esto no es la situación ideal para realizar una mediación por lo que el proceso es diferente y no tan estructurado o formal. El conflicto está demasiado reciente y no se ha hablado con las partes por separado, que quizás se podría haber hecho antes de juntarlas, para bajar esa tensión inicial.

A veces el tiempo es limitado y se debe actuar de manera diferente a lo que teóricamente sabemos. ¡Esto es el día a día de la educación! Por eso la formación continua es una de las claves de los buenos profesionales de la educación.

Fase 3: situar el conflicto

–  Carla ¿quién te ha dicho a ti que Carla te estaba llamando “puta”?

– Una chica de clase me lo dijo por el whatsapp.

– Nos puedes decir ¿quién es esa chica?

– Es una compañera de clase, ella la conoce bien.

– No sé quién te lo habrá dicho, pero yo no he hablado con nadie de ti y no he dicho que seas una “puta”.

– ¡Que no vas diciendo por ahí… que yo soy una “puta”!, ¿no me lo creo?

– De verdad, que yo no he dicho que seas una “puta”.

– No has hablado por WhatsApp con ella mal de mí.

– Carla nos puedes decir quién es la chica que te lo ha dicho.

– (después de estar un tiempo callada)… Es Mónica.

– Mónica, ¿vuestra compañera de clase?

– Sí.

– Pero… si yo no he hablado con Mónica, si casi no viene a clase.

– Carla, Mónica te ha dicho que Celia anda diciendo por WhatsApp que tú eres una “puta”, pero Celia nos está contando que ella nunca ha hablado con Mónica de ti. ¿Esto es así?

–  ¡Sí!, yo no he hablado con Mónica. Si no la veo en clase.

– Y… ¿por qué comenta Mónica que tú dices que yo soy una “puta”?

– Eso pregúntaselo a ella.

Parece que el problema se va aclarando y hay una tercera persona que puede ser la clave para entender como se ha creado este conflicto de comunicación, en el que también interviene un elemento clave, los nuevos medios de comunicación social.

Fase 4: buscar soluciones

– Carla y Celia, yo creo que el conflicto está empezando a quedar claro.

– A mí me parece que sí. Yo no he hablado con Mónica de Carla, pero ésta nos está “metiendo mentiras” y hablando de la una y de la otra.

– Tu Carla, ¿qué piensas?

– Que Mónica es una “puta” y se va a enterar ahora cuando me la encuentre.

– Bueno Carla es mejor que no busquemos otro problema y nos centremos en resolver este conflicto entre vosotras, ¿cómo creéis podemos solucionar este problema?

(El orientador mira a Carla y Celia y con la vista las interroga).

– Pues… Yo ya no voy a pegar a Celia, porque no quiero que haya espectáculo a la puerta del instituto, ¡que se joda la gente!

– Yo voy a ponerla un WhatsApp a la Mónica y la voy a decir que es una zorra y que la voy a dar.

– Bueno, creo que debemos centrarnos en este problema y no crear otros que lo hagan más grande. 

Fase 5: el acuerdo

– Por favor, ¿creéis que podemos encontrar una solución en la que no intervenga la violencia?

– ¡Celia! No te parece que si nos ven que no nos pegamos y que sale una detrás de la otra, la gente se va a quedar con ganas…

– Me parece bien, que se queden con ganas…

– Muy bien Carla y Celia, yo creo que encontrasteis una solución al problema. Que no os peguéis seguro que os beneficia a las dos y al resto de compañeros y compañeras de clase. Ahora vamos para mi despacho y allí esperamos hasta que llegue la hora, yo subiré a la clase a por vuestras mochilas para que así podáis salir juntas. Mañana volveré a hablar con vosotras para ver lo que ha pasado por la tarde.

Las alumnas no se pegaron. Al día siguiente, a primera hora, fueron juntas al despacho del orientador y le dijeron que por la tarde habían estado hablando por WhatsApp y que el problema entre ellas ya estaba solucionado.

Por, José Aurelio López Gil
Psicopedagogo y Orientador del IES “Ramiro II”, La Robla, León
Experto en Formación en Mediación Escolar
Co-Autor del “Proyecto Armonía”

Al final ha sido la intervención de un profesor formado y la utilización del diálogo y las técnicas de la mediación escolar como herramientas, las que han parado el conflicto, en un primer momento, ayudando a solucionarlo después. Aunque es curioso, y para reflexionar sobre ello, que haya sido la misma red social que lo creó, la que haya servido para solucionarlo definitivamente. No obstante creo que, sin la intervención del Orientador y su trabajo hacia el diálogo y la reflexión, lo otro no habría sucedido por si solo…… ¿o quizás si?

Ayúdanos a seguir creciendo

Queremos que la mediación escolar se convierta en algo presente y fundamental en todos los centros escolares de nuestro país. Por eso, tu ayuda nos puede permitir seguir llegando a otras personas que puedan formarse como mediadores o formar a los próximos mediadores de nuestras aulas. Comparte este post con los botones que te dejamos aquí abajo si te ha parecido interesante.

Compartir

Summary
Se van a pegar a la salida - Caso Resuelto【2019】
Article Name
Se van a pegar a la salida - Caso Resuelto【2019】
Description
Proceso de mediación espontánea en el que un profesor formado usa técnicas de mediación escolar adecuadas para poner fin a un conflicto antes de la pelea.
Author
Publisher Name
Mediación Escolar
Publisher Logo