Saltar al contenido
Mediación Escolar

Estoy harto de que me gasten bromas – Caso resuelto

Caso de mediación estoy harto de bromas

Durante el desarrollo de una clase, Félix le quita la silla al compañero que tiene delante (Andrés) cuando este se levanta, y al ir a sentarse de nuevo el alumno se cae de la silla. Cuando Andrés se levanta empieza a insultar al compañero que le ha quitado la silla, llegando a empujarle. Félix lo insulta a él también y se produce una pelea entre ambos.

El profesor estaba explicando en la pizarra, cuando se vuelve lo que ve es la pelea entre ambos compañeros, así que los separa, los expulsa de clase y les pone un parte de disciplina a cada uno.

Caso de mediación estoy harto de bromas

Veamos algunos momentos del proceso de mediación que hacen un alumno y una alumna del Equipo de Mediación:

– ¡Buenos Días! Nos llamamos Susana y Antonio, somos los mediadores.

– Habéis decidido voluntariamente venir a mediación para solucionar el problema que tuvisteis.

– ¿Vuestros nombres son?

– Andrés y Félix.

– Para poder ayudaros mejor, tenemos que establecer una serie de normas para esta sesión, que todos debemos respetar. Las normas son las siguientes……..

Los mediadores relatan las normas básicas y el funcionamiento del proceso de mediación, buscando la comprensión y la aceptación de las mismas por parte de las personas en conflicto.

Posteriormente se pasa a otro momento del proceso que consiste en que cada parte contará su versión del conflicto en presencia de la otra parte, que deberá escuchar y no interrumpir, como se les ha explicado en las normas.

– Por favor Andrés, puedes contarnos lo que sucedió el otro día en clase de inglés.

– Bueno, pues na… que Félix está siempre gastándome bromas pesadas, y ya estoy harto… El otro día en clase de inglés, estaba levantado y cuando me fui a sentar Félix me había quitado la silla, y me caí. Y como empezó a insultarme, pues yo no me quedé callado, así que le dije que era tonto, y que me dejara en paz. Pero él seguía insultándome, y empezó a pegarme. Yo no hice nada y el profesor cuando nos vio nos echó a los dos de clase. ¡¡No es justo!!

– Por favor Félix, puedes contarnos tu versión de lo que sucedió el otro día en clase de inglés.

– ¡¡Eso no fue lo que pasó!!! Yo estaba haciendo la tarea, y sin darme cuenta empujé un poco la silla de Andrés, pero muy poco, y cuando él se fue a sentar se calló, y lo hizo queriendo, para que me echaran las culpas a mí… Yo no empecé a insultarle ni a pegarle, empezó él al levantarse del suelo, me llamó tonto, imbécil, y se vino para mí a empujarme… Así que yo lo único que hice fue defenderme… ¡¡Estoy harto de que siempre me echen por su culpa!!

El proceso seguiría ahora con una fase de análisis del conflicto para poder aclararlo y también intentar ver los sentimientos que ha producido de cara a buscar momentos de empatía entre las partes, tarea muy complicada para los mediadores. Veamos un pequeño resumen de este momento:

– Andrés, ¿nos puedes aclarar un poco más cómo te caíste y qué te dijo Félix?

-Bueno…, yo estaba levantado y no vi que la silla no estaba en su sitio, así que al sentarme me caí al suelo. Entonces cuando me quejé, Félix se estaba riendo, y me dijo que era un llorica.

– ¿Cómo te sentiste en ese momento?

– Pues me sentí mal, porque estaba toda la clase riéndose de mí. No es la primera vez que se ríen de mí, así que estoy harto de que me gasten bromas pesadas.

– Félix, ¿puedes explicarnos mejor lo de la silla?

-Ummm… La verdad es que le di el empujón a la silla queriendo, pero creí que se iba a dar cuenta antes de sentarse…

– Entonces, reconoces que la silla la empujaste queriendo, aunque creías que Andrés de daría cuenta antes de sentarse, ¿es así?

-Sí, así es como pasó.

– Bueno, y ¿cómo crees que se sintió Andrés al caerse de la silla?

-Pues imagino que mal… Si me pasa a mí me hubiera enfadado mucho…

Habría que seguir intentando aclarar el conflicto y ver si tiene raíces más profundas que el simple hecho que ha sucedido, es decir si tiene más historia de antes o solo es un momento puntual de conflicto entre ellos. Una vez la estructura del conflicto esté clara podremos pasar a ver posibles soluciones y acordar alguna que sea realizable.

– Andrés, ¿cómo piensas que puede resolverse este conflicto?

-Yo lo único que quiero es que deje de meterse conmigo, y que no me vuelva a gastar una broma pesada.

– ¿Hay alguna cosa más que creas que puedes aportar?

-Bueno, yo no debería haberme puesto así, no le debería haber pegado ni insultado.

– Y tú, Félix, ¿cómo piensas que puede resolverse este conflicto?

-Yo no volveré a gastarle una broma así, pero no quiero que vuelva a insultarme ni pegarme.

– Entonces Félix, ¿tú estás dispuesto a no gastarle más bromas a Andrés, ni a meterte más con él?

-Si él no se mete conmigo ni me pega, sí.

– Y tú Andrés, ¿serás capaz de no insultar a Félix ni de pegarle?

-Si él no me gasta bromas ni se mete conmigo, sí, lo haré.

Por último se llega a un acuerdo entre las partes, que por sencillo que parezca puede ser suficiente para que el conflicto entre estas dos personas no se reproduzca. Lo importante es que los dos alumnos hayan pasado por el proceso de la mediación y hayan podido escucharse y hablarse en un clima distendido y adecuado para comprender al otro, y buscar juntos una solución positiva y sin violencia.

¿Entonces Tú Félix, estarías dispuesto a no gastar más bromas a Andrés y a no meterte con él?

– Sí, no lo haré más.

– Y tú Andrés ¿estarías dispuesto/a a no insultar más ni a pegar más a Félix?

-Sí, no lo volveré a hacer.

– ¿Con esto pensáis que quedaría solucionado el problema?

– Por mi parte sí, estaría bien así.

-Yo también estoy de acuerdo.

– ¿Os parece bien a los dos esta solución?

-Sí.

– Bueno, el proceso ha resultado muy bien y os damos la enhorabuena a ti Félix y a ti Andrés por el acuerdo al que habéis llegado. Gracias por habernos elegido como mediadores y esperamos haberos ayudado. ¿Os parece adecuado que redactemos el acuerdo y lo firmemos?

– Sí, de acuerdo.

Ayúdanos a seguir creciendo

Queremos que la mediación escolar se convierta en algo presente y fundamental en todos los centros escolares de nuestro país. Por eso, tu ayuda nos puede permitir seguir llegando a otras personas que puedan formarse como mediadores o formar a los próximos mediadores de nuestras aulas. Comparte este post con los botones que te dejamos aquí abajo si te ha parecido interesante.

Compartir

Summary
Estoy Harto de Bromas - Caso Resuelto【2018】
Article Name
Estoy Harto de Bromas - Caso Resuelto【2018】
Description
Caso real de mediación escolar en un conflicto producido por una broma pesada muy común entre alumnos en centros de enseñanza secundaria. Resuelto ✅
Author
Publisher Name
Mediación Escolar
Publisher Logo

Fórmate en Mediación Escolar

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir en los próximos días toda la información del curso online de Mediación Escolar que estamos a punto de lanzar.

Fórmate en Mediación Escolar

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir mensualmente en tu email, gratis, los últimos artículos y análisis de casos prácticos para continuar con tu formación como mediador/a.

Guión para una mediación escolar - Ebook

Guión para una Mediación Escolar

FREE

Consíguelo gratis en tu email: